¿Cómo conservar las galletas?

Fuente: cutoutandkeep, todos los derechos reservados

Seguro ya tienes tan dominada la receta de las galletas que cocinas un buen tanto para guardar y disfrutar durante varios días, o bien, como una opción para regalar. Lo importante es saber cómo conservarlas para que mantengan su textura por más tiempo. Las galletas se preservan un par de meses aunque cabe mencionar que el sabor y textura cambia a partir de la segunda semana, por ello es recomendable ingerirlas lo más pronto.

Ten en cuenta que antes de guardar las galletas deben enfriarse por completo, ya que de lo contrario, quedarían calientes, blandas y puede estropearse la textura.


Conservar las galletas crujientes

Despensa: Una forma de conservar las galletas es colocarlas sobre papel de hornear y luego meterlas a un recipiente hermético o en latas. Además, se puede introducir algún elemento que absorba la humedad como por ejemplo las palomitas de maíz, el pan de molde, los terrones de azúcar o un puñado de arroz. Otro tip es colocar una manzana fresca y cortada en la vitrina o mueble donde se van a guardar las galletas, ya que ayuda a retener la humedad en el aire

                                       Fuente: laiapiera, todos los derechos reservados


Otro aspecto a considerar en las galletas con glaseado es que necesitan una capa de papel encerado entre ellas durante el almacenamiento para evitar que el glaseado se reblandezca en la parte superior de la galleta

                                         Fuente: elmeme, todos los derechos reservados

Congelador: Otra manera de resguardar las galletas es ponerlas sobre un trozo de papel, luego envolverlas en película plástica y meterlas a un recipiente hermético y congelarlas. Para descongelarlas es necesario dejarlas a temperatura ambiente por lo menos 30 minutos, ahora que si se requieren de manera rápida, introducirlas al horno durante 10 minutos a 160 grados centígrados

Arreglar una galleta reblandecida

Si por algún motivo las galletas no se han guardado correctamente y pierden textura, no te preocupes tienen salvación. Así que colócalas en un plato entre dos hojas de papel absorbente y mételas al horno de microondas durante 30 segundos si son delgadas y por 1 minuto si son gruesas. Recuerda que esta técnica es efectiva siempre y cuando las galletas no estén cubiertas con fondat, glaseado o cuenten con un baño de chocolate.


También te puede interesar:


Este post pertenece a placerporlodulce.blogspot.mx, autora Eri
cookieassistant.com